miércoles, 2 de abril de 2008

VERSO HERIDO.

Plasmo palabras sin voz.
Transcribo en el sigilo del silencio,
la escritura de lo fragmentado.

¿Por qué me deje arrastrar
hasta petrificar mis huesos?

Estuve abrazada a la tierra
repitiendo un nombre sin cesar
En una ceremonia antigua.

Esa mirada azul
se encamina a otra morada.

Ahora emboscada a tu fuga
De pasos peligrosos.
Me desposeo de ti.

Desato mis ojos como ríos
Sobre las piedras.

0 comentarios:

No más violencia contra las mujeres

No más violencia contra las mujeres